Cómo afecta el Covid-19 a los pacientes con fibromialgia

A medida que pasa el tiempo, la comunidad científica indaga más sobre esta enfermedad, una condición a menudo despreciada. Sin embargo, poco se sabe acerca de cómo afecta el nuevo coronavirus a los pacientes que padecen fibromialgia.

Imagen de  Celeste Valeria Verdicchio

 Por:  Celeste Valeria Verdicchio 05 de Diciembre 2020 · 12:24 hs

La fibromialgia es una enfermedad crónica que afecta al funcionamiento del Sistema Nociceptivo, que es la parte del sistema nervioso que se encarga del procesamiento del dolor en el cuerpo. La fibromialgia, puede resultar una enfermedad incomprendida no sólo por el paciente, sino también por sus familiares y amigos. Afortunadamente, el conocimiento acerca de esta enfermedad y sus posibles tratamientos, están en creciente desarrollo.

En este sentido, el Dr. Antonio Collado Cruz, reumatólogo del Hospital Clínic de Barcelona y presidente de la Sociedad Española de Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica (SEFIFAC), respondió algunas preguntas en relación a la fibromialgia y el covid-19.

Así afecta el covid-19 a las personas con fibromialgia

“Que nosotros sepamos, no se considera a los pacientes con fibromialgia una población de riesgo, el virus no les afectaría de forma diferente al resto. Aunque sí pueden resultar más vulnerables, y podrían contraerlo con mayor facilidad, por lo que es aconsejable reforzar las medidas de seguridad preventiva para no contagiarse”, asegura el doctor Collado.

¿Cómo pueden reconocer las personas con fibromialgia el contagio de covid-19?

Como indica Collado, el paciente que padece fibromialgia conoce muy bien su dolor y está acostumbrado a identificar procesos que no son propiamente su enfermedad. “Sus sospechas de poder estar infectado por covid-19 deben ser atendidas ante la presencia de fiebre o síntomas respiratorios que no sean manifestaciones habituales de su enfermedad”, expone.

Por otro lado, el experto explica que, a pesar de que los pacientes con fibromialgia severa suelen estar acostumbrados a un menor nivel de movilidad y desplazamientos, las condiciones de aislamiento y confinamiento han supuesto una inmovilización prolongada y un aumento de las cargas emocionales, que pueden influir en el empeoramiento de la enfermedad y su sintomatología.

Sin embargo, el aislamiento también ha tenido algunas ventajas: “Con la implantación del teletrabajo muchos pacientes han visto reducido su estrés laboral y una mayor facilidad para adaptarse a los descansos, posiciones no prolongadas, fragmentación de la actividad y presión del entorno”, afirma Collado.

¿Puede el tratamiento de covid-19 afectar al cuadro clínico de los pacientes con fibromialgia?

“El paciente debe seguir todas aquellas recomendaciones preventivas que se indican a la población general, aunque quizá con mayor motivo por considerarse una población vulnerable”, advierte.

Los retos más importantes, según el doctor, son encontrar un marcador biológico fiable, capaz de ayudar a la evaluación del paciente, y encontrar moléculas relacionadas con la alteración, que puedan ser tratadas, como los nuevos biológicos para el tratamiento del dolor.

“Es necesaria una mejora de la inversión pública a la investigación de esta enfermedad, muy denostada e injustamente discriminada con respecto a otras. Sobre todo teniendo en cuenta el volumen de personas a las que afecta y el gran impacto que tiene”, reclama Collado, presidente de la Sociedad Española de Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica.

Mientras tanto, se debe fortalecer la atención a estos pacientes desde la Atención Primaria, identificándolos precozmente, y, en cuanto a la atención hospitalaria, crear unidades especializadas de carácter multidisciplinar que puedan tratar el dolor, la fatiga y la discapacidad de estas personas desde los estadios más tempranos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *