¿Los científicos de Gante encontraron la causa de la fibromialgia?

NOTICIAS Cada vez más científicos están localizando la causa de la misteriosa enfermedad de la fibromialgia en el cerebro y, según un nuevo estudio realizado por científicos de Ghent, el núcleo del problema se encuentra específicamente en la región del cerebro, la ínsula. La investigación flamenca proporciona una explicación del amplio patrón de quejas de los pacientes con fibromialgia y podría abrir la puerta a tratamientos innovadores.
 Se estima que alrededor del 3 al 6% de la población mundial padece fibromialgia. Los pacientes sufren de dolor crónico, rigidez muscular general y aumento de la sensibilidad en varias áreas específicas del cuerpo, los llamados puntos de presión. Otros síntomas comunes son fatiga, dolor de cabeza, alteraciones del sueño, molestias intestinales, ansiedad y estrés, problemas de concentración y sensibilidad a los cambios de temperatura.

En parte porque hay tantos síntomas diferentes, es difícil para los científicos determinar el mecanismo físico subyacente a la afección, que también es muy controvertida en el mundo médico. Como resultado, hacer el diagnóstico es un proceso muy complicado, los pacientes a menudo enfrentan muchos malentendidos y no hay un tratamiento concreto disponible para la enfermedad en sí. Las quejas se pueden combatir, entre otras cosas, con ciertos medicamentos, descanso adecuado, movimiento (moderado), ejercicios de relajación y apoyo terapéutico.

Área específica del cerebro

En los últimos años, cada vez más científicos se han convencido de que la clave para encontrar una cura está en el cerebro. Ya han aparecido varios estudios prometedores sobre los efectos de la estimulación magnética transcraneal (EMT) en pacientes con fibromialgia. Con TMS, se genera una corriente eléctrica en el cerebro, a la que responden las células cerebrales.

Los científicos de UZ Gent y UGent ahora creen que han encontrado una causa específica de fibromialgia en el cerebro. Según ellos, la afección se debe a un desequilibrio de ciertos químicos llamados neurotransmisores en el área del cerebro llamada ínsula. La ínsula es responsable del análisis de los estímulos sensoriales y también está involucrada en las experiencias de dolor y las respuestas emocionales y conductuales al dolor. 

Relación con otros síndromes

Según los científicos de Gante, su hipótesis explica por qué los pacientes con fibromialgia tienen que lidiar con tantos síntomas diferentes. También proporciona una explicación del vínculo con una serie de otros síndromes comunes en estos pacientes, como intestino irritable, apnea obstructiva del sueño y fatiga crónica. Los científicos también establecen una conexión entre las alteraciones de la ínsula y la aparición de la patología de las fibras finas, que se refiere al daño de las fibras nerviosas delgadas y puede provocar dolor, hormigueo o alteraciones sensoriales, entre otras cosas.

Esperanza de tratamientos

Por supuesto, se necesitan más investigaciones sobre esta hipótesis y queda por ver si realmente puede proporcionar nuevos tratamientos para la fibromialgia. Los investigadores ya apuntan a resultados esperanzadores de pruebas con neuromoduladores medicinales, dispositivos que envían pequeñas señales eléctricas a un nervio. También se pueden tomar medidas importantes en el uso de la estimulación cerebral. Además de estas innovadoras intervenciones, seguirá siendo importante que los pacientes, por ejemplo, también hagan suficiente ejercicio y descansen.  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *